Porqué es importante cambiar al champú sólido?

Evitamos químicos tóxicos

Los champús convencionales contienen sulfatos agresivos y siliconas.

Los SULFATOS se emplean para generar espuma y ampliar la capacidad del champú para limpiar el cabello. El problema es que eliminan también la grasa propia de nuestro cuero cabelludo, provocando irritaciones, dejando la piel seca y favoreciendo la caída del cabello. 😬

Las SILICONAS, son acondicionadores que se fijan a la fibra capilar creando una película en el cabello que, recién lavado, se ve bonito. Lo malo es que con su acumulación, el cabello pesa más y dura menos tiempo limpio. Por eso los champús convencionales necesitan sulfatos agresivos, para arrasar bien las siliconas y limpiar. Es un CÍRCULO VICIOSO🙀💀

Contienen también PARABENOS, cuya función es alargar la vida del producto pero su uso está relacionado con algunos tipos de cáncer, alteraciones hormonales y caída de cabello 💀☠️

Llevan además POLIETILENO DE GLICOL para dar textura al champú, pero es un componente irritante, responsable de diferentes alergias.

Qué lleva el champú sólido?

Es una mezcla de detergentes naturales derivados del #coco, #arcillas, #plantas, aceites, provitaminas y más 🌱🌱🌿

Puede que al principio notes el cabello diferente ya que no contiene #siliconas ni sulfatos. Pero después de unos lavados, tu cabello y tu cuero cabelludo volverá a recuperar su belleza natural y seguramente te durará más tiempo limpio 🍃🎉🎉

Beneficioso para el medio ambiente

Es beneficioso para el medioambiente. El champú sólido no deja residuos plásticos. Una pastilla de jabón equivale a 3 botellas de champú líquido.

Requiere menos agua en su elaboración. Por lo que no es necesario añadirle parabenos, emulsionantes, siliconas ni sulfatos, que en cambio sí contienen muchos productos de cosmética convencional y que pueden irritar o dañar la piel.

Son la opción más compatible con el medio ambiente, pues las aguas de lavado son biodegradables y no generan impacto negativo en la naturaleza.

Cómo se usa el champú sólido?

Si has usado una pastilla de jabón, sabes usar el champú sólido. ¡Es facilísimo!

Primero debes mojar tu cabello, después puedes elegir entre estas dos modalidades de lavado:

Coge la pastilla y frótala directamente sobre el cabello húmedo. Masajea la espuma con las manos como harías con tu champú líquido. Aclara bien.
Frota el champú sólido en las manos y después extiende la espuma y haz un ligero masaje para que el producto penetre bien en el cabello. Después aclara con agua abundante y ¡listo!
Si tenías dudas sobre qué es el champú sólido ahora seguro que tienes ganas de probarlo.

Otras ventajas

Es más duradero que el champú líquido.La duración de una pastilla de champú es de, aproximadamente, 80 y 100 lavados. Una cifra que varía en función de las características y componentes del producto. Lo que equivale al tripe del tipo de champú al que estamos acostumbradas.

Es más cómodo y práctico de llevar, sobre todo en los viajes. Ocupa menos espacio en tu bolsa de aseo y no hay riesgo de fuga del producto. Además, pasa todos los controles de seguridad de los aeropuertos sin problema. Un aliado perfecto para tus vacaciones.

Es la opción más práctica, pues un jabón/champú puede servir, de manera cien por cien segura, tanto para el pelo como para uso facial y corporal (incluso para las pieles más sensibles). Además, el pelo dura limpio mucho más tiempo.

Añadir una valoración